lunes, 9 de julio de 2012

El tiempo al réves.

+Oye...¿Cómo se llama esto que hace que se me ponga la cara de tonta?
-Esa cara la tienes siempre.
+¡Eh! Eres un idiota...Eres...mi idiota.

El techo me absorbe en un solo pensamiento,
el tiempo pasa lentamente.
Minutos que se convierten en horas,
días que parecen semanas.
Vueltas y vueltas en una cama que parece
una tumba, una muerte en vida.
Coger un bolígrafo y escribir cada sensación realista,
ese realismo que a veces parece surrealista.
Como esos imanes de polos opuestos,
como las agujas de un reloj,
como la gasolina y el fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario